ESTRATEGIAS TERAPEÚTICAS

El diagnóstico del cáncer no puede ser clínico. Los síntomas del cáncer suelen ser inespecíficos y ocurren en muchas otras enfermedades. El diagnóstico de certeza requiere la confirmación histopatológica, la toma de muestra tumoral y su estudio al microscopio.

Estrategias terapéuticas:
Cirugía: Resección del tumor, que puede ser con el tejido sano circundante y los ganglios de drenaje correspondientes o bien cirugía más conservadora

Radioterapia: Se pone un isótopo en contacto con el tumor. La braquiterapia evolucionó hasta la inserción del isótopo en el mismo tumor, o en una cavidad donde se encuentra el tumor. La radiación es capaz de dañar biomoléculas celulares, fundamentalmente por la formación de radicales libres secundarios a la ionización del agua, y también por acción directa del fotón o la partícula sobre biomoléculas. Las moléculas lesionadas son reemplazadas por otras nuevas excepto el ADN, que si no es capaz de ser reparado, conduce a daños incompatibles con la vida de la célula.

Quimioterapia: Tratamiento con sustancias químicas capaces de actuar sobre el mecanismo celular, algunos de los fármacos actúan directamente lesionando biomoléculas, de forma similar a la radioterapia; son fármacos radiomiméticos, alquilantes, no específicos de la fase del ciclo celular. Los fármacos que actúan sobre mecanismos enzimáticos son específicos de fase. Un caso especial de los fármacos específicos de fase son los antimetabolitos, que actúan por similitud a los nucleótidos, incorporándose al ADN o al ARN.

Inmunoterapia: Se basa en la teoría de la inmunovigilancia, intentos de estimular al sistema inmune para que sea este el que elimine el tumor. La clonación de citoquinas, como interleukina 2 e interferón, o la construcción de anticuerpos monoclonales quiméricos y humanizados, ha permitido el desarrollo de la inmunoterapia inespecífica o específica.

Dianas moleculares: La hormonoterapia ha demostrado su eficacia en cánceres de mama y de próstata, en los que durante una buena parte del desarrollo, el crecimiento es dependiente del nivel de hormonas femeninas o masculinas.

Tratamiento de soporte: A los signos y síntomas producidos por el tumor se añaden los del propio tratamiento y los de enfermedades intercurrentes. Se han desarrollado fármacos antieméticos potentes y el uso de factores de crecimientos recombinantes que mejora el manejo de determinadas toxicidades sobre tejidos sanos y permitido el uso de dosis más intensa de fármacos. Se comercializan nuevos fármacos analgésicos y nuevos derivados opiáceos de más cómoda administración.

Psicooncología: Hay que tomar una actitud activa ante la enfermedad, promoviendo la autonomía, incrementando la autoestima, la sensación de control, mejorando la calidad de vida y el ajuste emocional facilitando una mejor adaptación a la enfermedad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s