RECUPERANDO EVIDENCIAS

La dieta mediterránea reduce el riesgo de cáncer gástrico

Previene las probabilidades de desarrollar este tumor en un 33%, según revela un estudio en el que se ha seguido durante nueve años a medio millón de personas de diez países europeos

La dieta mediterránea reduce un 33% el riesgo de desarrollar cáncer gástrico, uno de los cánceres con peor pronóstico y tratamiento menos eficaz, según revela el primer estudio completo sobre el efecto de dicha alimentación.
El estudio, elaborado gracias a la colaboración de 23 centros sanitarios de diez países europeos, que ha incluido a casi medio millón de personas de 35 a 70 años de edad, contó con la participación de un grupo de científicos del Instituto Catalán de Oncología-Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (ICO-Idibell), y se publica ahora en el “American Journal of Clinical Nutrition”.
La novedad reside en que hasta la fecha se habían identificado efectos beneficiosos de algunos alimentos concretos, como la fruta, la verdura o la vitamina C, pero no se había analizado la importancia de la dieta mediterránea en su conjunto.
“La influencia de cada alimento puede ser débil, pero el efecto simultáneo de componentes de la dieta mediterránea confiere una importante protección frente al cáncer gástrico”, señalan los autores.
Las personas recibieron una puntuación entre 0 y 18, según el seguimiento que hacían de los patrones de la dieta mediterránea -elevado consumo de fruta, verduras, cereales, legumbres, frutos secos, pescado y aceite de oliva, moderado consumo de alcohol y bajo consumo de lácteos y carne-.
Tras 9 años de seguimiento, de todos los casos estudiados se detectaron 449 personas con cáncer gástrico, y gracias a la puntuación asignada previamente se detectó que aquellos individuos con una mayor adherencia a la dieta mediterránea tenían un 33% menos probabilidades de desarrollar este tipo de tumor, en comparación con aquellos que presentaban una puntuación menor.
El cáncer de estómago provoca más de un millón de muertes anuales. En España es el quinto cáncer más frecuente, con 8.200 nuevos casos cada año. Tiene un mal pronóstico, ya que suele diagnosticarse en estadios avanzados y no dispone de un tratamiento eficaz, como demuestra que la supervivencia a los 5 años no supera el 23% de los casos.
Hasta el momento se había demostrado la relación de este tumor con la infección por “Helicobacter pylori y con el consumo de tabaco, mientras otros estudios han sugerido que la ingesta de productos ahumados y salados, así como la obesidad, también incrementan el riesgo.

Am J Clin Nutr 2010 91: 381-390

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s