PRUEBAS DE LABORATORIO

La analítica es un conjunto de pruebas de laboratorio que indican, de forma indirecta, el comportamiento funcional y metabólico de los distintos sistemas orgánicos. La atteración de estas pruebas obligará a descartar, mediante otras técnicas, afectación metastásica.

En general es una técnica barata, fiable y no invasiva, por lo que su realización es obligada. En muchos casos, como en la afectación metastásica hepática, la alteración de los parámetros de laboratorio puede preceder a la detección radiológica de matástasis en meses. No obstante está sujeta a falsos negativos y falsos positivos.

La analítica básica :

  • Hemograma y VSG.
  • Pruebas de función renal.
  • Pruebas de función hepática.
  • LDH.
  • Ionograma básico, que incluirá sodio, cloro, potasio, fósforo y calcio.
  • Proteinograma y fracciones proteicas.
  • Glucemia.
  • Medición de ácido úrico.
  • Estudio lipídico.
  • Estudio de coagulación.
  • Sistemático de orina.

HEMOGRAMA

  • Hematíes y Hemoglobina

La función básica de los hematíes es el transporte de oxígeno a los tejidos mediante la hemoglobina. La formación de esta proteína se lleva a cabo mediante una serie de mecanismos celulares en los cuales el hierro juega un papel crucial. Las deficiencias de hierro generarán, por tanto, deficiencias en la formación de hemoglobina.

La alteración más frecuente del hemograma en el cáncer es la ANEMIA. La O.M.S. recomienda basar el diagnóstico de anemia en la cantidad de hemoglobina. Así se define anemia como la presencia de menos de 13 g/dl de hemoglobina en sangre (12g/dl en mujeres).

La causa más frecuente de anemia en el cáncer es la anemia de enfermedad crónica, caracterizada por una baja cantidad de hemoglobina a la vez que un exceso de hierro en el organismo, a diferencia de la anemia ferropénica, segunda en frecuencia, producida por un déficit de hierro.

La anemia de enfermedad crónica suele ser un signo de neoplasia avanzada en la mayoría de los casos. en el caso de la anemia ferropénica es, muchas ve ces, el primer signo diagnóstico de una neoplasia, sobre todo digestiva o ginecológica.

Otras causas raras de anemia en el cáncer son las carenciales, por déficits de ácido fólico o vitamina B12, típicas de los gastrectomizados por distintas causas, entre ellas una neoplasia; las megaloblásticas por ocupación medular, y otras, menos frecuentes y que muchas veces traducen una enfermedad hematológica.

La persencia de anemia en el hemograma obliga a solicitar un estudio de la misma que incluirá, en función del probable origen, estudio ferropénico, niveles de ácido fólico y B12 e incluso medulograma.

Los límites normales del número de glóbulos rojos, se sitúan en medio millón por encima y por debajo de la cifra media, establecida para el hombre en 5 millones y para la mujer en 4 millones y medio.

  • Leucocitos

Se encargan de la defensa contra enfermedades infecciosas, la mediación de reacciones inmunes y la inflamación, junto a otras menos importantes. Se distinguen neutrófilos, linfocitos, monocitos y eosinófilos.

Se denomina leucocitosis a la presencia de un número superior a 10000 leucocitos por mm3. La causa más frecuente es la infección, aunque no es infrecuente mínimas leucocitosis como reacción inflamatoria peritumoral.

La mayoría de las leucocitosis infecciosas suelen acompañarse de neutrofilia y desviación a la izquierda(presencia de formas inmaduras en sangre periférica).

Una leucocitosis superior a 30000 leucocitos por mm3 se denomina reacción leucemooide y, a pesar de que es frecuente en determinadas enfermedades infecciosas, se debe hacer un diagnóstico diferencial con Leucemias.

Las leucocitosis pueden afectar a todas o a una de las serises blancas:

  1. Neutrofilia: Aumento de neutrófilos. Típico de infecciones.
  2. Linfocitosis:Aumento del número de linfocitos. Típica de infecciones, pero puede verse en leucemias y linfomas leucemizados.
  3. Eosinofilia: acompaña a enfermedades alérgicas y colagenóticas. En el cáncer puede verse en la enfermedad metastásica, como signo de necrosis tisular con reabsorción de proteínas desintegradas.
  4. Monocitosis: aparece con relación a procesos infecciosos agudos y crónicos, así como afecciones hematológicas.

Se define leucopenia a la presencia de menos de 400 leucocitos en sangre periférica. En general, suele traducir un fracaso de la producción de estas células por la médula ósea. en el cáncer la leucopenia se ve en el contexto de tratamientos quimioterápicos (neutropenias) o radioterápicos (linfopenias).

Desde el punto de vista oncológico es mucho más relevante, por su importancia, la pancitopenia, definida como el descenso de las cifras de las tres series en sangre periférica (anemia, trombopenia y leucopenia). Suele verse en el contexto de reacciones tóxicas tras la quimioterapia o como traducción de una hipocelularidad medular secundaria a una invasión medular metastásica.

  • Plaquetas

Participan en los procesos de coagulación. Los valores normales oscilan entre 100.000 y 300.000 po mm3. Se denomina trombocitosis al aumento por encima de esas cifras. Es muy frecunete en el cáncer, sin que tenga ninguna significación especial. Aumentos por encima de 800.0000 se denominan trombocitemia y suele ser reflejo de trastornos medulares, como en los síndromes mieloproliferativos. Se denomina trombocitopenia al descenso por debbajo de 100.000 plaquetas por mmm3. En el cáncer suele observarse tras la quimioterapia. En ausencia de ésta puede ser parte de un cuadro de pancitopenia. M-as rara es la presencia de trastornos de la coagulación tipo CID (coagulación intravascular diseminada) o PTT (púrpuras trombocíticas trombocitopenicas) que pueden verse en varias situaciones en el cáncer como procesos sépticos o tratamientos con Mitomicina C.

  • Velocidad de sedimentación globular

Los hematíes en reposo tienden a la agregación, formando pilas, al estar recubiertos de fibrina. La VSG mide el tamaño de esas pilas en el tiempo, que normalmente es de 3-10 mm. en la primera hora de vigilancia. Cuando aumenta la cantidad de proteínas circulantes, se produce un aumento de la agregación que produce un aumento del tamaño de las pilas de hematíes. La VSG es un signo objetivo de organicidad, es decir, de daño somático que libera proteínas a la circulación y mide la actividad del proceso: cuanto mayor es la VSG mayor es la actividad destructiva. Establece la presencia o ausencia de comunicación del daño tisular con el torrente circualtorio.

Sin embargo es inespecífico porque la mayoría de los procesos la producen y la misma enfermedad puede o no elevarla, por lo que cada vez más se utilizan los marcadores tumorales en oncología.

PRUEBAS DE FUNCIÓN RENAL

La medición analítica del funcionamiento renal se realiza basicamente con la urea y la creatinina en sangre.

  • Urea

Es el producto final de muchas reacciones bioquímicas orgánicas. Las cifras en sangre periférica son de 20-30 mg/dl, aunque existen variaciones entre laboratorios.

La elevación de la urea en sangre o hiperazotemia traduce un aumento de su producción en situaciones catabólicas o una disminución en su eliminación en los trastornos renales y prerrenales:

- Por disminución de su excreción en la hiperazotemia renal de la insuficiencia renal.

- Por aumento de su producción en la hiperazotemia extrarenal. Los cuadros de deshidratación conllevan situaciones de hipovolemia y descensos de cloruros que conducen a un aumento de los niveles de urea en sangre. Los procesos catabólicos, como las hemorragias digestivas y otros cuadros destructivos, elevan sus tasa sanguíneas. También la elevan las insuficiencias cardíacas, verdaderos cuadros de hipovolemia, al disminuir el aporte sanguíneo al riñón, así como diferentes proceso orgánicos acompañados de destrucción tisular.

En el cáncer, la quimioterapia genera elevaciones de la uremia por los dos mecanismos. Así distintos fármacos citotóxicos, entre los que cabe destacar el cisplatino, son capaces de provocar lesión glomerular y generar un aumento de la urea por disminución en su eliminación y, por otro lado, el propio proceso neoplásico es capaz de elevar la urea en situaciones de catabolismo exagerado.

La disminución de la urea o hipoazotemia es un proceso muy común en los pacientes neoplásicos afectados de la denominada caquexia tumoral y es un reflejo del proceso de desnutrición final del cáncer.

  • Creatinina

Es una proteína relacionada con la masa muscular corporal total que se elimina casi al 95% por orina por filtrado glomerular. Es por tanto, fiel reflejo de dicho filtrado y se elevará en todos aquellos procesos que la alteren. Se suele utilizar el aclaramiento de la creatinina, que es una función de sus niveles en sangre y en orina de 24 horas.

PRUEBAS DE FUNCIÓN HEPÁTICA

Son, probablemente, los parámetros que más información pueden aportar al estudio de extensión de un enfermo neoplásico.

  1. Pruebas de función hepatocelular que no reflejan el daño orgánico sino funcional son :
  • Determinación de albúmina: la disminución de esta proteína refleja la síntesis deficitaria hepática y, por tanto, una función alterada. Debe interpretarse a la luz de las siguientes pruebas.
  • Tiempo de protombina: los factores de la coagulación se producen en el hígado. El tiempo de la protombina mide lo que tarda esa proteína en ser funcionante. Para ello, necesita de otros factores. Por tanto, un tiempo alargado supone un déficit cuanti o cualitativo en dichos factores que traduce una mala función hepática.

2 Respuestas a “PRUEBAS DE LABORATORIO

  1. buena informacion

  2. me gusta pero necesito cifras en sangre analitica

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s